¿Quiénes son los cypherpunks? ¿Y los cyberpunks?

Cyberpunk y Cypherpunk, movimientos diferentes con nombres parecidos.

No son distintas formas de escribir un mismo término. Uno es un subgénero de la ciencia ficción y todo un movimiento cultural, mientras que el otro refiere a un grupo de activistas de una rama específica de la informática…

Ìndice de Contenidos

Cypherpunks

Cyberpunks

Diferencia entre cyberpunk y cypherpunk de 1 vistazo

Cyberpunk y Cypherpunk no son lo mismo


### El cyberpunk se origina en la ficción a pesar de sus parecidos con la realidad, forjando una filosofía y estética en la literatura, el manga, el cine, el anime, los juegos de rol, la moda o los videjuegos, creando luego toda una actitud social y un movimiento cultural.

### Los Cypherpunks defienden el uso de la criptografía y la construcción de sistemas anónimos para garantizar el derecho de la privacidad en la era de la información.

¿Qué es cypherpunk? ¿Quiénes son los Cypherpunks?

Todo activista que vela por la seguridad y privacidad de los usuarios, a través de la criptografía y tecnologías que hacen posible las transacciones anónimas.

En 2006 el término “Cypherpunk” se incorporó al diccionario de Oxford.

El término “Cypherpunk” aparece explicado con gran síntesis en el “Manifiesto Cypherpunk” (1993) del matemático y programador Eric Hughes. Allí define la privacidad como…

“…la capacidad de revelarse selectivamente al mundo”.

Y más adelante explica qué son exactamente los cypherpunks:

“Los Cypherpunks escriben código”

Ver:

A más de 2 décadas de los Cypherpunks

Los Cypherpunks ya eran un movimiento activo desde fines de los años 80′, aunque nació recién en 1992 con Eric Hughes, Timothy C. May y John Gilmore en San Francisco, California.

Un pequeño grupo, bautizado a modo de broma como “cypherpunks”, palabra que deriva de cifrado -“cypher”- y cyberpunk, aunque el “cypherpunk” y su filosofía pasa por otro lado, si bien también comparten rasgos.

John Gilmore, cypherpunk y uno de los fundadores de Electronic Frontier Foundation.

Todo comenzó con reuniones mensuales en la compañía de Gilmore, Cygnus Solutions.

Durante una de esas sesiones iniciales, Jude Milhon (St. Jude) describió al grupo como “Cypherpunks” y el nombre quedó.

Cuando el grupo empezó a crecer en adeptos, se creó la lista de correo “Cypherpunks”.

Una especie de foro donde cientos -y luego miles- de suscriptores compartían libremente sus ideas y desarrollos, usando mecanismos de cifrado entonces novedosos, como PGP.

La lista de mailing The Cypherpunks comenzó en 1992 y para 1994 tenía unos 700 suscriptores. Desde diciembre de 1996 hasta el 1 de marzo de 1999, la lista procesó 24,575 mensajes.

Pese a que los “Cypherpunks escriben código”, no todos los miembros de la lista escribieron código. De hecho, sólo la minoría. Un 10 % de ellos y un 5 % trabajó en proyectos relacionados con el cifrado.

El manifiesto de Eric Hughes

El “Manifiesto Cypherpunk” se publicó en la lista de correo de Cypherpunks el 9 de marzo de 1993.

Un alegato sobre la privacidad como valor supremo y la necesidad de luchar para preservarla.

Como arma, el uso de algoritmos de cifrado que permitan a las personas poder hacer transacciones seguras y privadas.

A inicios del 90′, los cypherpunks discutían acerca de la privacidad, el monitoreo del gobierno y las corporaciones, entre otros asuntos que cobrarían mayor importancia tiempo después.

Captura: https://boingboing.net

No eran teorías y conversaciones.

Por el contrario, un grito radical a la acción, oponiéndose para ello a todo tipo de regulación gubernamental de la criptografía.

Incluso admiten el riesgo que implica el uso de los sistemas de cifrado en manos erradas. Pero asumen ese costo con tal de garantizar en la acción el derecho de privacidad de las personas.

‘Manifiesto Cypherpunk’ en español – 9 de marzo de 1993

La privacidad es necesaria para una sociedad abierta en la era electrónica. La privacidad no es confidencialidad. Un asunto privado es algo que uno no quiere que todo el mundo sepa, pero un asunto secreto es algo que alguien no quiere que nadie sepa. La privacidad es el poder de revelarse uno mismo al mundo en forma selectiva.

Si dos partes tienen una suerte de trato, entonces cada uno tiene memoria de su interacción. Cada parte puede hablar acerca de su propia memoria involucrada en esto ¿Cómo podría alguien evitarlo? Uno podría poner leyes en contra de esto, pero la libertad de opinión, aun más que la privacidad, es fundamental para una sociedad abierta: no buscamos la restricción de ninguna opinión. Si muchas partes hablan juntas en el mismo foro, cada cual puede hablarle a todas las otras y agregar juntos conocimiento individual y el de las otras partes. El poder de la comunicación electrónica permite tal discurso grupal, y esto no desaparecerá simplemente porque nosotros querramos.

Dado que deseamos privacidad, debemos asegurar que cada parte de la transacción tenga solamente el conocimiento necesario para tal transacción. Dado que cada información puede ser reproducida, debemos asegurarnos de que revelamos lo menos posible. En muchos casos, la identidad no es lo notorio. Si compro una revista en un kiosco y le entrego dinero al empleado, él no tiene necesidad de saber quién soy. Cuando le pido a mi proveedor de correo electrónico enviar y recibir mensajes, él no necesita saber a quién le estoy escribiendo o qué estoy escribiendo o qué esta escribiéndome alguien a mí: mí proveedor lo único que necesita saber es cómo poner los mensajes donde debe ponerlos y cuál es mi deuda. Cuando mi identidad es revelada por el propio mecanismo de la transacción, no tengo privacidad. Aquí no puedo seleccionar el revelarme ya que siempre debo hacerlo.

Por esta razón, la privacidad en una sociedad abierta requiere sistemas de transacción anónimos. Hasta ahora, el dinero fue el primer sistema de éste tipo. Un sistema de transacción anónimo no es un sistema de transacción secreto. Un sistema anónimo habilita a los individuos a revelar su identidad cuando lo desean y sólo cuando lo desean: ésta es la esencia de la privacidad.

De tal modo la privacidad en una sociedad abierta requiere criptografía. Si digo algo, quiero que sea oído solamente por aquellos a los que les hablo. Si el contenido de mí discurso es accesible para el mundo, no tengo privacidad. Encriptar es indicar el deseo de privacidad; y encriptar con una criptografía débil es indicar no tener mucho deseo de privacidad. Además, revelar la propia identidad con seguridad cuando se estila el anonimato, requiere la firma criptográfica.

No podemos esperar que los gobiernos, corporaciones u organizaciones de carácter anónimo garanticen nuestra privacidad por pura caridad. Es beneficioso para ellos hablar de nosotros y debemos esperar que lo hagan. Tratar de prevenir sus discursos es pelear contra las realidades de la información.

La información no solamente quiere ser libre, anhela ser libre. La informacion se expande hasta llenar el espacio de almacenamiento disponible.

La información es la prima, joven y más fuerte, del Rumor. Los pies de la información son más rápidos, tiene más ojos, mayor conocimiento, pero entiende menos que el Rumor.

Debemos defender nuestra propia privacidad si esperamos tener alguna. Debemos estar juntos y crear un sistema que permita tener lugar a las transacciones anónimas. Las personas han defendido por centurias su propia privacidad con rumores, tinieblas, permisos, puertas cerradas, apretones de manos secretos y mensajeros. La tecnología del pasado no habilitaba una privacidad fuerte pero la presente tecnología sí lo hace.

Nosotros los Cypherpunks estamos dedicados a construir sistemas anónimos. Defendemos nuestra privacidad con criptografía, con sistemas de reenvío anónimo de correo electrónico, con firmas digitales y con dinero electrónico.

Los cypherpunks escriben código. Sabemos que alguien tiene que crear el software para defender la privacidad y, dado que no tendremos privacidad hasta que todos lo hagamos, vamos a escribirlo. Publicamos nuestro código para que nuestros compañeros Cypherpunks puedan practicar y jugar con él. Nuestro código es libre para todo el que quiera usarlo en todo el mundo. No nos importa mucho si no apruebas el software que creamos. Sabemos que el software no puede ser destruido y que un sistema ampliamente disperso no puede ser echado abajo.

Los Cypherpunks deploran la regulación de la criptografía porque el encriptado es fundamentalmente un acto privado. El acto de encriptar – de hecho – remueve la información del dominio público. Incluso las leyes en contra de la criptografía sólo se extienden hasta la frontera nacional, hasta donde alcanza el brazo de su violencia. La criptografía se extenderá ineludiblemente por todo el mundo; y con ella, el sistema de transacciones anónimas que hace posible.

Para que la criptografía se extienda debe ser parte de un contrato social. La gente debería juntarse y desarrollar en conjunto estos sistemas para el bien común. La privacidad sólo llega tan lejos como la cooperación de cada uno en el interior de la sociedad. Nosotros los Cypherpunks buscamos tus preguntas y tu interés y esperamos que te comprometas para que no nos engañemos entre nosotros. Como sea, no nos desviaremos de nuestros objetivos porque alguien no esté de acuerdo con ellos.

Los Cypherpunks estamos activamente comprometidos en hacer de las redes un lugar seguro para la privacidad. Procedamos juntos a toda prisa. Adelante”.

Traducción publicada en Wiki

A Cypherpunk’s Manifesto – Texto original en inglés

Antecedentes del Cypherpunk

Uno de los precursores del Cypherpunk se encuentra en el trabajo del criptógrafo David Chaum, quien ya hablaba de seudónimos y dinero digital anónimo en su artículo “Security without Identification: Transaction Systems to Make Big Brother Obsolete” (1985).

Por otra parte, cabe saber que antes de la década del 70′ la criptografía en las comunicaciones se utilizaba en secreto y de forma exclusiva en las esferas militares y de espionaje. La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) retenía el monopolio criptográfico.

Pero en 1976 Whitfield Diffie publicó junto a Martin Hellman New Directions in Cryptography”.

Una influencia mayor, que edificó la teoría de un nuevo protocolo criptográfico, denominado criptografía de “clave pública”, la semilla que dio creación a nuevos algoritmos de criptografía asimétrica y que resolvía el viejo problema de la distribución de claves.

¿Quiénes son los cypherpunks? Lista de algunos…

  • Eric Hughes
  • John Gilmore
  • Timothy C. May
  • Jude Milhon
  • Philip Zimmermann
  • Nick Szabo
  • Wei Dai 
  • Derek Atkins
  • Adam Back
  • Matt Blaze
  • Eric Blossom
  • Jon Callas
  • Bram Cohen
  • Lance Cottrell
  • Hugh Daniel
  • Suelette Dreyfus
  • Hal Finney
  • Eva Galperin
  • Chris Belcher
  • Satoshi Nakamoto
  • Rop Gonggrijp
  • Runa Sandvik
  • Johan Helsingius
  • Peter Todd
  • Zooko Wilcox-O’Hearn
  • Marc Horowitz
  • Justin Newton
  • Moxie Marlinspike
  • Paul Kocher
  • Ryan Lackey
  • Brian LaMacchia
  • Phil Karn
  • Peter Junger
  • Vincent Moscaritolo
  • Gregory Maxwell
  • Steven Schear
  • Justus Ranvier
  • John Young
  • Tim Hudson
  • Jacob Appelbaum
  • Bruce Schneier
  • Julian Assange
  • Dr Pieter Wuille

‘Cypherpunks: la libertad y el futuro de internet’ – 2012

‘Cypherpunks’ también es el nombre del libro publicado por Julian Assange, hacker y creador de WikiLeaks, escrito a partir de sus conversaciones con:

  • Jacob Appelbaum – hacker, científico de seguridad informática y programador, impulsor del proyecto Tor –también conocido como deep web- (The Onion Router), sistema que permite el anonimato en la Internet, sin revelar las direcciones IP.
  • Andy Müller-Maguhn – hacker alemán e integrante de Chaos Computer Club.
  • Jérémie Zimmerman – ingeniero francés y cofundador de Hacking With Care y La Quadrature du Net.

Cypherpunk y Bitcoin

Muchos de los principios del “Manifiesto Cypherpunk” de Eric Hughes, así como del “Manifiesto Crypto-Anarquista” de Timothy C. May, se consideran pilares esenciales de diferentes intentos tempranos de dinero digital, precursores del Bitcoin (y citados en su White Paper), como Hashcash de Adam Back o B-Money de Wei Dai y, en definitiva, del propio Bitcoin.

De hecho, en 2008 el aún anónimo creador del Bitcoin, Satoshi Nakamoto, envió a la lista de mailing de Cypherpunk metzdowd.com su documento ‘Bitcoin: a peer-to-peer electronic cash system’.

Bitcoin se originó como una propuesta de sistema de dinero electrónico P2P, que se transformaría en la primera criptomoneda del mundo y el primer caso de uso de la tecnología luego conocida como blockchain.

La cadena de bloques, donde se validan y registran las transacciones entre usuarios, consiste en un historial público y digital de datos cifrados, encadenados uno al anterior de modo irreversible a través de criptografía.

Esta red no es gestionada por una única empresa, persona, banco o institución financiera, sino que la blockchain opera como un sistema descentralizado, sin necesidad de intermediarios ni puntos centrales de control.

Los “mineros”, una red de nodos distribuida alrededor del mundo, son los encargados de verificar las transacciones para incluirlas en nuevos bloques, aportando poder computacional para resolver los rompecabezas matemáticos que exige cada validación.

La influencia Cypherpunk en Bitcoin

El propósito original de Bitcoin era, precisamente, proporcionar una alternativa concreta para dar libertad financiera al usuario y un control absoluto de sus fondos.

La construcción del Bitcoin se fundamenta en el axioma cypherpunk de la privacidad.

Esa defensa obsesiva al derecho de los usuarios de comunicarse o compartir bienes/información de modo anónimo y privado, sin ser controlados ni censurados por nadie.

Una idea simple, libertaria y radical, que proclama la facultad de toda persona de ocultar lo que quiera. La necesidad de rebelarse para no revelar lo que uno desea. Y sin que ello signifique necesariamente secretos sospechosos, actos ilícitos ni nada malo.

¿Qué es el Cyberpunk?

El cyberpunk, sin ph y con b -en español ciberpunk-, nació en los 80′ como un subgénero de la ciencia ficción.

Richard Appignanesi, escritor y editor canadiense, definió qué es el cyberpunk desde fuera del movimiento, con gran brevedad y precisión, al describirlo como la…

“…intrusión total de tecnología en vidas humanas”

‘Postmodernism for Beginners’

¿Del futuro?

Personas inmersas en una sociedad poblada por dispositivos tecnológicos, sistemas de computación y la inmensidad del ciberespacio.

Rodeados de inteligencia artificial, realidades virtuales y robots a su lado.

Brechas sociales cada vez más insalvables.

Hackers como antihéroes y cowboys rebeldes, que desde los subsuelos luchan contra el sistema y desbaratan los juegos de marioneta de las mega-corporaciones que todo lo quieren ver y controlar.

Mafias criminales por las calles.

Humos tóxicos que se respiran directo del aire.

Publicidades en forma de hologramas gigantes y neones de color que no alcanzan a iluminar el horizonte oscuro… ¿de un futuro distópico?

El cyberpunk es hoy

El escritor William Gibson, considerado uno de los padres del Cyberpunk, explicó durante una entrevista:

“… se trata del presente. No se trata realmente de un futuro imaginado. Es una forma de tratar de aceptar el temor y el terror inspirados por el mundo en el que vivimos”.

‘Conversations with William Gibson’ – 2014

En 1984 Gibson publicó su primera novela “Neuromancer”, una de las pioneras del cyberpunk, que además dio nombre al fenómeno de la Internet y sus redes, antes de llamarse como tal, con su noción de “ciberespacio” (‘cyberspace’).

El ciberpunk nació como un subgénero literario, pero pronto se convirtió en un movimiento cultural de contestación al sistema corporativo, más allá de fronteras.

De ahí el ‘punk’ del término, en referencia a la rebeldía contra lo establecido.

Entre las raíces del ciberpunk como subgénero literario, Bruce Bethke y su cuento “Cyberpunk” (1983), así como los estadounidenses William Gibson y Bruce Sterling, autor que define el movimiento con el siguiente razonamiento:

«Cualquier cosa que se le pueda hacer a una rata se le puede hacer a un ser humano. Y podemos hacer casi cualquier cosa a las ratas. Es duro pensar en esto, pero es la verdad. Esto no cambiará con cubrirnos los ojos. Esto es ciberpunk.»

También otros escritores como John Shirley, Rudy Rucker, Pat Cadigan, Michael Swanwick y Lewis Shiner.

Y obras anteriores, como ser “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968) de Phillip K. Dick.

Una novela corta sobre la que se basa “Blade Runner”, quizá una de las películas más emblemáticas de la estética cyberpunk.

El cyberpunk es ahora

El cyberpunk advertía sobre lo que ya estaba sucediendo y por venir.

Era una alerta, encendida al principio desde el arte de las letras, en relación a lo que hoy ocurre.

La tecnología dominando todo el entramado social, atravesando cada una de sus interacciones. El impacto de la tecnología en el hombre, su acción alienante, su invasión a toda escala.

Pero no la tecnología como enemiga absoluta, sino más bien el peligro de sus usos en manos poderosas y equivocadas.

Prótesis robóticas e integradas al cuerpo humano, la invasión de las redes sociales, la omnipresencia de los dispositivos móviles, el internet de las cosas, la inteligencia artificial, la realidad virtual…

Hombres de carne y hueso fusionados con la máquina y la tecnología, cada vez más indiferenciados.

“Tetsuo: The Iron Man”

Tal como mostraba al extremo “Tetsuo: The Iron Man” (1988), película japonesa de horror cyberpunk sobre un oficinista que se convierte en un hombre implantado de cacharros metálicos…

O la fascinante “Akira” (1988), otra de las obras más queridas del cyberpunk, que junto a “Ghost in the Shell” (1989), suponen la versión japonesa del movimiento.

El anime Akira se basa en el manga del mismo nombre, creado por Katsuhiro Otomo entre 1982 y 1993.

Una pieza con más de 2.000 páginas, que el autor concluye dos años después del lanzamiento de la película.

Tras el colorido y vitalidad de las animaciones, se expone un mundo en decadencia a través de la selva urbana de Neo-Tokio, una ciudad caótica reconstruida tras una aparente catástrofe nuclear.

El control de las mega-corporaciones, el peso de la tecnología avanzada o el costo de los experimentos con humanos como roedores son sólo algunos de los rastros cyberpunk en Akira, una obra llena de subtramas y sentidos.

Japón cyberpunk

Japón y sus ciudades futuristas parecen salidas, directamente, de la mente de los creadores cyberpunk.

De hecho, al hablar acerca de la influencia del país nipón en sus obras, William Gibson aclaró:

“El Japón contemporáneo es simplemente cyberpunk”.

Shibuya, Tokyo – Guwashi / Tokio, Osaka y otros focos urbanos de Japón inspiraron los escenarios de “Akira” o “Blade Runner”.

Manifiesto Cyberpunk – 1997

Nacido en Bulgaria, Christian Kirchev es el autor deA Cyberpunk Manifesto” y del libro “Chemical Illusions: Anthology of Cyberpunk Tales from Eastern Europe”.

Fragmentos iniciales del ‘Manifiesto Cyberpunk’:

Somos las mentes electronicas, un grupo de rebeldes de pensamientos libres. Cyberpunks. Vivimos en el Ciberespacio, estamos en todos los lugares, no tenemos límites. Este es nuestro manifiesto. El manifiesto Cyberpunk.

I.Cyberpunk

1/ Esos somos nosotros, lo Diferente. Ratas de la tecnología, nadando en el océano de la información.

2/ Estamos cohibidos, pequeños chicos de colegio, sentados en el último pupitre, en la esquina de la clase.

3/ Somos el adolescente que todos consideran extraño.

4/ Estamos estudiando hackear sistemas operativos, explorando la profundidad de su alcance.

5/ Nos criamos en el parque, sentados en un banco, con un ordenador portatil apoyado en las rodillas, programando la última realidad virtual.

6/ Lo nuestro está en el garage, apilado con la porquería electrónica. El hierro soldado en la esquina de la mesa y cercana a la radio desmontada- eso es lo nuestro. Lo nuestro es una habitación con ordenadores, impresoras zumbeantes y modems pitando.

7/ Somos aquellos que vemos la realidad de forma distinta. Nuestro punto de vista muestra más de lo que la gente ordinaria puede ver. Ellos solo ven lo exterior, pero nosotros vemos lo interior. Eso es lo que somos- realistas con gafas de soñadores.

8/ Somos aquellas personas casi desconocidas para el vecindario. Personas, entregadas a sus propios pensamientos, sentadas día tras día ante el ordenador, saqueando la Red por algo. No salimos frecuentemente de casa, solo de vez en cuando para ir al cercano estudio de radio, o a un conocido bar a encontrarse a algunos de los pocos amigos que tenemos, o encontrarnos a algún cliente, o al camello de la esquina,… o simplemente para dar un paseo.

9/ No tenemos muchos amigos, sólo unos pocos con los que nos vamos de fiesta. Todos los demás que conocemos están en la Red, en el otro lado de la línea. Los conocemos de nuestro canal favorito de IRC, de los newsgroups, de los sistemas que frecuentamos.
10/ Nosotros somos aquellos a los que nos importa una mierda lo que los demás piensen de nosotros, no nos importa lo que aparentamos o lo que la gente diga sobre nosotros en nuestra ausencia.

11/ La mayoría de nosotros viven escondidos, siendo desconocidos para todos menos a aquellos que inevitablemente están en contacto con ellos.

12/ Otros aman la publicidad, ellos aman la fama. Ellos son conocidos en su mundo underground. Sus nombres se escuchan con facilidad allí. Pero todos unidos somos una sola cosa- nosotros somos los cyberpunks.

13/ La sociedad no nos entiende, somos los “raros” y los “locos”, personas que a ojos de la gente normal que viven lejos de la información y las ideas libres. La sociedad niega nuestra manera de pensar- una sociedad, viviendo, pensando y respirando de una única manera- un tópico.

14/ Ellos nos desprecian porque pensamos de forma libre, y el pensamiento libre está prohibido.

15/ El cyberpunk tiene una apariencia externa, el carece de movimiento. Los cyberpunks son personas que, comienzan desde lo normal y saben lo que todos conocen, hasta el artista “tecnomaníaco”, hasta el músico que toca música electrónica, a los superficiales escolares.

16/ El cyberpunk ya no es un genero de literatura, tampoco es una ordinaria subcultura. El cyberpunk es en si misma una nueva cultura, hijos de la nueva era. Una cultura que une todos nuestro intereses comunes y vistas. Nosotros estamos unidos. Nosotros somos los cyberpunks”.

Traducción ‘Manifiesto Cyberpunk’

‘Manifiesto Cyberpunk’ – Texto original en inglés – 1997

Películas Cyberpunk

A continuación, apenas algunas historias directa o indirectamente cyberpunks:

  • Blade Runner – 1982 / Blade Runner 2049 – 2017
  • Ghost in the shell – 2017 / Ghost in the shell 1995
  • Akira – 1988
  • Matrix – 1999
  • Días extraños – 1995
  • Tetsuo, The Iron Man – 1989
  • Johnny Mnemonic – 1995
  • Robocop – 1987
  • Upgrade – 2018
  • Pinocchio – 1991
  • Tron – 1982 / Tron: El Legado 2010
  • Kamikaze – 1982
  • Hardware – 1990
  • Death Machine – 1994
  • Videodrome – 1983
  • Tokyo Gore Police – 2008
  • El Juez – 1995
  • Terminator – 1984
  • Sneackers – 1992
  • Minority Report – 2002
  • Gattaca – 1997
  • Nemesis – 1992
  • Cyber Tracker – 1994
  • Curso 1999 – 1990
  • Repo Man – 1984 / Repo Men – 2010
  • Alien 1979
  • Mad Max1979 / 1981 / 1985 / 2015
  • Elysium – 2013
  • La Naranja Mecánica – 1971
  • Brazil – 1985
  • Cyborg – 1989

Videojuegos Cyberpunk

Una pequeña e incompleta muestra de videojuegos con estética, temática o inspiración cyberpunk…

‘Cyberpunk 2077’, el videojuego de CD Projekt que se lanzará en 2020.
  • Deus Ex
  • Snatcher
  • The Red Strings Club
  • Blade Runner
  • Cyberpunk 2077 – 2020-
  • Dex
  • Observer
  • Into Mirror
  • Dreamweb
  • Syndicate
  • Anachronox
  • Neuromancer
  • Neo Tokyo
  • BloodNet
  • Burn Cycle
  • Shadowrun
  • Beneath a Steel Sky
  • VA-11 HALL-A
  • Nightlong: Union City Conspiracy
  • Satellite Reign

Ver:

El tweet sobre Bitcoin del autor del ‘Manifesto Cyberpunk’

Paradójicamente, uno de los cuestionamientos actuales hacia Bitcoin se relaciona con el riesgo de la centralización en manos de gigantes de la minería.

Y es que el hombre siempre será un bicho corrompible y todo lo que toca lo puede bastardear, por no hablar en términos corporativos y paranoicos.

Con cierto pesimismo realista y cyberpunk (sin ph, con b), en agosto de 2017 el autor del ‘Manifiesto Cyberpunk’, Christian Kirtchev, tweeteó:

“Para el año 2106, las grandes granjas de minería de Bitcoin serán el equivalente de los bancos centrales de hoy. De ahí que el concepto de “descentralización” fracase”.

Habrá que ver, en un futuro cercano, si Bitcoin se masifica como una herramienta financiera y un ejemplo de libertad… O no.

Diferencia entre cypherpunk y cyberpunk en definiciones

Diccionario Oxford

Cyberpunk

Un género de ciencia ficción ambientado en una subcultura sin ley de una sociedad opresiva dominada por la tecnología informática.

Oxford

Cypherpunk

Una persona que utiliza el cifrado al acceder a una red informática para garantizar la privacidad, especialmente de las autoridades gubernamentales.

Oxford

Fuentes consultadas y para ampliar:

Para bucear de por vida en el universo Cypherpunk:


Escribimos por y para usted

¿Necesitas contenidos web para actualizar?

Por textos de todo tipo y para cualquier propósito, contacte con ServiSaberlo.

Si tiene dificultad para escribir, falta de tiempo o ganas, delegue en otras manos.

Ver:

GHOST WRITER EN ESPAÑOL – ESCRITOR FANTASMA PARA TEXTOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *