Bichito de luz y luciérnaga – Bichos de luz al caer el sol

bichito de luz

El bichito de luz y la luciérnaga, ¿es lo mismo o son insectos diferentes? ¿Por qué parpadean brillando en la oscuridad? ¿Para qué alumbran?

¿Qué es el bichito de luz?

Los bichitos de luz son escarabajos pequeños, conocidos por sus tintineos verdes en las noches de verano, aunque no confundirlos con las luciérnagas.

¿Diferencia entre bichito de luz y luciérnaga?

Si bien a veces se los llama bichitos de luz o luciérnagas, en realidad son insectos diferentes, que pertenecen a distintas familias, géneros y especies.

Ambos se clasifican en el orden de los coleópteros, un tipo de escarabajos con gran cantidad de especies.

Existen varias familias de coleópteros con órganos luminosos en su cuerpo, comúnmente conocidos con los nombres de luciérnagas o bichos de luz.

Sin embargo, la luciérnaga -en inglés “firefly“- pertenece a la familia Lampyridae (lampíridos), mientras que el bichito de luz a la familia Elateridae (elatéridos).

No todos los insectos de la familia de las luciérnagas hacen uso de la bioluminiscencia para comunicarse, sino que algunas utilizan feromonas, una especie de perfume que también usan en su comunicación y hábitos las abejas, las hormigas, los perros y muchos otros animales.

Ver: ¿Las hormigas son ciegas? ¿Cómo se conducen al nido?

Además de sus faros de brillantes colores, la familia de los elatéridos se caracteriza por hacer un ruidito como de clic. Los bichitos de luz producen un chasquido con su cuerpo, que los lanza como en resorte al aire. Un mecanismo usado para no ser cazado o para darse vuelta cuando queda panza para arriba.

¿Desde dónde brillan los bichos de luz?

Muchos de estos escarabajos tienen su órgano luminoso bajo el abdomen, pero otros muestran sus focos en el tórax y algunos unos pequeños faros sobre la cabeza.

Escarabajos luminiscentes

A continuación, solo algunos de los escarabajos que brillan:

Lampyris noctiluca Familia: Lampyridae

Especie de luciérnagas presente principalmente en Europa y Asia.

Photinus pyralis – Familia: Lampyridae

Foto: Terry Priest

Familia de luciérnagas común en América del Norte, que produce su iluminación en el último segmento del abdomen, con chispas de color amarillo verdoso brillante.

El destello del macho dura de 0.3 a 5.5 segundos. La hembra irradia su luz en respuesta a los 2 segundos.

Esta clase de insectos usan su luz para atraer parejas y alejar a los depredadores.

Pyrophorus noctiluca Familia: Elateridae

Especie de escarabajo elatérido que vive en las zonas tropicales de América, muy divisado en Brasil, Uruguay y otros países latinos.

El género Pyrophorus se conoce con distintos nombres locales, como bichito de luz, cucuyos, cocuyos, tucu-tucus, cucubanos, copechis o cucayos, entre otros.

Pyrophorus nyctophanus – Familia: Elateridae

Conocido en Brasil como carbunco o “Headlight beetle” en inglés (escarabajo faro), las larvas, pupas y adultos de este escarabajo son luminiscentes.

El entomólogo estadounidense Charles Leonard Hogue lo describió así:

“Un brillo intenso emana de dos órganos redondos luminiscentes en el protorax y un área amplia en la parte inferior del primer segmento abdominal. En vuelo, ambos sexos producen un brillante franja de luz azul verdosa que deslumbra al espectador “. –

Deilelater physoderus Familia: Elateridae

Conocidos en inglés como “glowing click beetles”, esta especie es habitual en Texas, México y otros países de América Central y América del Sur.

Tienen los faros en la cabeza, dos pequeños órganos de luz bioluminiscentes, además de uno debajo del abdomen, a diferencia de la luciérnaga que solo tiene partes brillantes en su abdomen.

Otro distintivo con la luciérnaga es que no parpadea y que suele volverse más brillante si es tocado por un posible depredador.

Phrixothrix hirtus  – Familia: Phengodidae

Perteneciente a Phengodidae, se trata de otra familia de escarabajos menos comunes, cuyas larvas y hembras portan una maravillosa hilera de luces, que habita en regiones de América del Norte y América del Sur, incluyendo Estados Unidos y Chile.

Dado el parecido de los puntos brillantes que se distribuyen en su cuerpo con los vagones iluminados de un tren, en inglés se llaman “railroad worm“, es decir: “gusanos de ferrocarril“.

A lo largo de su cuerpo, las larvas y hembras emiten una luz verde-amarilla, color recurrente entre distintos bichitos de luz e insectos luminiscentes, pero también llevan una luz roja en su cabeza.

¿Por qué brillan las luciérnagas?

La emisión de luz se debe a una reacción química que se produce a nivel celular en el abdomen de la luciérnaga, donde se encuentran sus órganos lumínicos.

Procesos químicos dentro del cuerpo del insecto hacen que se encienda y comunique con su lenguaje de luz.

Una combinación de compuestos, entre ellos la enzima luciferasa, un pigmento llamado luciferina, el oxígeno y la molécula ATP, resultan en un destello de energía en forma de luz, sin emitir casi calor.

Lo cierto es que, tal como otros comportamientos del reino animal, los parpadeos de luces de las luciérnagas siguen siendo un misterio.

Los científicos no se ponen de acuerdo respecto a si los patrones de luz son controlados por las células nerviosas o el suministro de oxígeno.

Investigadores apuntan que la síntesis de óxido nítrico es un factor determinante en el control de sus flashes, activando el encendido y apagado de luces.

A diferencia de las lamparitas y otros dispositivos artificiales, los bichitos de luz y las luciérnagas producen una “luz fría” y no energía en forma de calor.

Por esta razón, se considera la luz de la luciérnaga y otros bichos de luz como la más eficiente de la Tierra, ya que toda la energía se emite como luz, mientras que una bombilla incandescente es puro calor.

Si el órgano lumínico de la luciérnaga se calentara como una bombilla, el pequeño y radiante insecto moriría.

Ver: ¿Las luciérnagas están desapareciendo?

¿Para qué alumbran las luciérnagas?

La bioluminiscencia, definida como la capacidad de emitir luz, es un fenómeno que comparten diferentes seres vivos del medio terrestre y marino, pasando por microorganismos, plantas, animales y hasta hongos.

O algunos insectos como la luciérnaga y el bichito de luz.

Por lo general, se trata de un mecanismo natural para la atracción sexual, el camuflaje o como método defensivo, entre otros usos.

A menudo, el resplandor verde-amarillo de la luciérnaga aparece como un parpadeo, con ritmo intermitente, brillando cada tanto en distintos frentes sobre el pasto.

Esto a veces provoca que cuando uno dice: ‘¡Mirá! ¡Un bichito de luz! ¡Una luciérnaga!‘, el otro no ve nada hasta que reaparece el tintineo: ¡Ahí sí!

Se cree que el alumbrado de las luciérnagas se usa como una señal de cortejo. Al parecer, con sus luces se señalan unos a otros. Es la forma de atraer parejas del sexo opuesto y reproducirse.

Los patrones de luz varían mucho, siendo desde ráfagas a destellos continuos y largos.

Las diversas especies tienen sus propios ritmos de luz, con lo cual se facilita identificar y encontrar parejas compatibles de la misma especie.

Habitualmente, las luciérnagas machos y hembras se encienden cuando eligen un compañero, sintonizando los parpadeos como una forma de comunicación durante el cortejo.

Pero también para alertar el peligro e incluso como medio de defensa, comunicando a los depredadores que no son una presa apetitosa.

Las hembras de Microphotus, un género de luciérnagas nocturnas, emiten luces para atraer a los machos, aunque el sexo masculino no usa la bioluminiscencia para el contacto sexual.

¿Por qué brillan otros bichos de luz?

Se cree que las hembras de la familia Phengodidae, donde está el “gusano del ferrocarril“, señalan su mal sabor a través de su brillo para evitar ser devorados.

Además, en ocasiones centellean en modo continuo cuando se acurrucan alrededor de sus huevos.

Los machos de esta especie encuentran a sus parejas no con juegos de luces, sino que siguiendo la feromona de las hembras.

Aparentemente, la especie Phrixothrix hirtus usa la luz de su cuerpo para ahuyentar a los depredadores, mientras que la luz roja que está en su cabeza para hallar su camino en la oscuridad.

Por injusticias de género, los machos pierden el foco rojo cuando crecen, pero las hembras conservan ambos tipos de luces.

Fragmento donde aparecen los bichitos de luz en la prosa de Quiroga

Un precioso fragmento del cuento ‘La media de los flamencos’ del escritor uruguayo Horacio Quiroga:

Bichito de Luz” – Eduardo Fabini

Fragmento de Letra “Bichito de luz” (1954)

“Dame tu luz, dame tu luz para alumbrar

mi castillo de cristal

Dame tu luz, dame tu luz para alumbrar

mi castillo de cristal

Dame tu luz para alumbrar

la noche azul …”

Bichito de Luz” – Abel García

Fuentes:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *