Tipos de contenidos web: ¿Por dónde arrancar? ¿Para qué actualizar?

¿Para qué sirven los contenidos web?

¿Para qué tener contenidos web? Toda página, sea pequeña o grande, estática o actualizable, necesita de contenidos web. Sin ellos estaría pelada, casi desnuda de elementos para indexar, con lo cual incluso podría morir, naufragando en rincones de Internet sin ser vista por el usuario…

Resulta muy arrogante utilizar palabras como “todo”, porque siempre existen excepciones y ejemplos que uno no conoce.

Pero por regla de oro, prácticamente todo sitio web se crea para que sea visto y visitado. Menos son los casos de impulsores de páginas web que no quieren ser encontradas.

Si la idea es no aparecer entre las últimas páginas de resultados de Google u otros buscadores, tarde o temprano se vuelve necesario disponer de contenidos.

¿Para qué sirven los contenidos web?

Para aportar un grado de actualización a tu página web, así como para ofrecer información valiosa a los usuarios. Además, la redacción de contenidos SEO puede complementar en el proceso de su posicionamiento en Google.

¿Para qué sirven los contenidos web?

Una imagen, se dice, vale más que 1.000 palabras.

En ocasiones, según el ojo creativo del autor, la imagen en movimiento también puede comunicar más poderosamente lo que, por escrito, exigiría de capítulos enteros y dedos de un gran escritor.

Sin embargo, las palabras en sí mismas tienen un amplio valor. No sólo por su poder histórico como vía de expresión.

En tiempos de inteligencia artificial, robots que ya escriben y lectores ultra ansiosos, el lenguaje escrito mantiene plena vigencia por la variedad de usos que proporciona en el mundo web.

Las palabras tienen un rol múltiple.

Vestir la página web

La sección donde se describa el quiénes somos, qué hacemos, etc. seguramente precise de contenidos web.

Cada subpágina va a necesitar, a su vez, de textos para ampliar lo presentado en su Home, es decir su fachada, lo primero que el usuario ve al entrar.

Es primordial vestir la página con un volumen de textos sobre ella misma, que conteste a los visitantes: ¿Qué se puede encontrar allí?

Los contenidos web son textos escritos y publicados en el medio digital, que sirven como un insumo crucial de toda página casi que para existir. O mejor dicho, para no ser invisible.

Por ejemplo:

  • Para hablar acerca de productos y servicios.
  • Contar los trabajos realizados como cocinero, ingeniero o plomero.
  • Describir los términos y condiciones de oficios ofrecidos a domicilio.
  • Escribir sobre viejas obras y nuevos lanzamientos artísticos.
  • Dar información y novedades acerca de un rubro en específico.
  • Para bajar cualquier idea a la compleja jerga escrita.

Así optes por privilegiar tu página web con puras imágenes, memes o videos, seguramente precises un texto por aquí y allá, por corto que fuera, para describirlos, complementarlos o ampliarlos.

Sobrevivir en la esfera digital – Contenidos SEO

Como si se tratara de su alimento indispensable para hacerse visible, los sitios web necesitan indexar cosas para aparecer en algún lugar entre los resultados de Google.

Un sitio web pelado de contenidos costará más para posicionar en la codiciada pirámide de resultados de Internet.

De hecho, el buscador más popular de la actualidad utiliza ciertos algoritmos, que con el paso del tiempo van cambiando, para privilegiar unas páginas de otras en los resultados que visualiza el usuario al buscar.

Complacer los criterios de los robots a cargo de los motores de búsqueda supone trabajo del programador y otros responsables del sitio. Pero también depende de la labor de quien escribe.

Los contenidos web son uno de los recursos existentes para obtener un mejor posicionamiento.

¿Qué es el SEO?

El SEO -Search Engine Optimization- es una práctica que abarca un amplio rango de acciones y técnicas.

Incluye desde la edición del código html y aspectos de su navegación, o hasta la estructura, redacción y edición de contenidos, con la meta de optimizar la página y mejorar su posición en los resultados de búsqueda.

¿Qué es el SEO?

Conocidos como contenidos SEO, este tipo de artículos son textos optimizados, que se estructuran con determinado formato y bajo una serie de procedimientos, nucleados en base a palabras clave relacionadas con la página web.

Según el grado de actualización, el volumen de contenidos publicados y la estrategia trazada, es posible operar como un generador de contenidos web orientado al propósito trabajoso pero alcanzable de figurar entre los primeros puestos del buscador, cada vez que un usuario busca esas palabras clave.

A modo de ejemplo, escribir en torno a palabras clave -sea un sólo término o frases- relacionadas a:

  • “Real Estate Miami”, si tu página se enfoca en servicios inmobiliarios en esta ciudad.
  • “Botas Mallorca” en caso de que vendas calzado en la isla española.
  • “Comics Vertigo” si quieres armar un blog sobre la editorial de DC Comics fundada en 1983.
  • “Dietas de adelgazamiento” si tu clínica se especializa en la pérdida de peso.
  • “Limpieza de piscina” para posicionar una página que ofrece el mantenimiento de piletas.
  • “Páginas web en México” si buscas mejorar la visibilidad de tu sitio focalizado en el diseño/desarrollo de páginas web en el país azteca.

Ver: Contenidos SEO para páginas web: ¿Para qué sirven?

Textos para el lector

Si ya tienes una página web bien posicionada y saludable, quizá la prioridad sea mantener una actualización con contenidos de calidad para el lector.

Esto es: textos que llenen su ojo, en el mejor sentido de la expresión.

La creación de contenidos web sirve como un modo de fidelización, que permite entablar un lazo virtual pero sólido con seguidores actuales y potenciales de una página web.

¿Cómo? Escribiendo artículos de su interés o acerca de temas que lo despierten.

Textos que respondan sus preguntas, activen la curiosidad por profundizar y motiven a seguir leyendo. Y en definitiva, a regresar al sitio para encontrar otro texto que leer.

No todo es SEO. Se trata de una pieza cardinal, pero no la única. Dicho de otra manera, el SEO sin contenido de calidad puede resultar contraproducente.

¿Quiénes hacen contenidos web?

Redactores freelance, periodistas retirados, redactores y al mismo tiempo periodistas, jubilados, jóvenes con 1 año de experiencia, adultos que por primera vez escriben a diario, unos tales copywriters…

Al googlear, es posible encontrar una gama enorme de candidatos.

A no subestimar el escribir. Como siempre decimos desde ServiSaberlo, escribir bien un renglón, un párrafo completo, una página o varias lleva mucho trabajo.

Lo corto y lo extenso presentan sus propios tiempos. Cualquiera que escriba de un tirón va errar feo.

¿Qué es escribir bien?

Escribir bien implica borrar un montón de veces hasta llegar a la pieza correcta, la frase clara, informada, sintética y comprensible. Escribir contenidos simples y atractivos procede de un proceso complejo.

El ejercicio de escribir y escribir durante años es la clave. Pero también tener formación y respaldo de años de experiencia en la elaboración de artículos basados en búsquedas exhaustivas de fuentes de todo tipo de orígenes, como ser:

  • Referencias en todo el mar de Internet, ya sean sitios web de referencia, así como páginas desconocidas pero de excelencia informativa.
  • Entrevistas – Testimonios
  • Etudios científicos
  • Bases de datos
  • Documentos
  • Y otros tantos métodos bibliográficos.

Lo mejor es contactar con alguien que sepa adoptar el lenguaje escrito de siempre, pero adaptado a los tiempos actuales.

Escribir bien en Internet es seguir las reglas de la sintaxis, ortografía, gramática, semántica y demás, con los condimentos formales y estratégicos de la era digital.

¿Por qué acudir a un redactor con experiencia para actualizar contenidos web?

Hoy se lee menos y cada vez más desde el móvil. Mantener un poco de su atención es más difícil de lo que parece. De nuevo y hasta el cansancio: escribir no es tarea simple, al menos hacerlo bien.

Además, Porque abundan las noticias falsas, las basuras escritas y los artículos por dos pesos, que no sólo restan para el lector y la propia página web, sino que también desprestigian la labor de escribir.

Y porque ahora y más que antes, resulta irremediable satisfacer los cambiantes algoritmos y criterios de legibilidad de Google para figurar y emerger entre sus resultados.

Todo esto exige de las manos de alguien con varios años de práctica en el subestimado y dificultoso oficio de escribir, que compruebe la virtud de disponer de contenidos web para la salud de su sitio y muestre la viabilidad de posicionarlo mejor.

Si necesita contenidos web consulte con ServiSaberlo.

3 opiniones en “Tipos de contenidos web: ¿Por dónde arrancar? ¿Para qué actualizar?”

  1. Pingback: ServiSaberlo
  2. Pingback: ServiSaberlo
  3. Pingback: ServiSaberlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *