Canción de cuna – 4 Melodías muy populares

canción de cuna

Nada más puro y universal que una canción de cuna en boca de una madre a su hijo. Más fuerte que el silencio, el arroró invoca con su música la llegada del sueño…

4 Canciones de cuna muy populares

Canción de cuna‘ de Brahms

Su nombre original es ‘Wiegenlied’ (en inglés ‘lullaby’ / canción de cuna), compuesta por el pianista y compositor alemán Johannes Brahms, publicada por primera vez en 1868. La dedicó a una amiga suya por el nacimiento de su segundo hijo. ¿Quién no escuchó su melodía?

“Estrellita dónde estás…”Canción de cuna instrumental

Conocida también como ‘Campanita del lugar’, en inglés ‘Twinkle, Twinkle, Little Star’ y ‘Ah vous dirai-je, Maman’ en francés.

Una vieja canción francesa, interpretada años después hasta por Mozart, cuando hizo 12 variaciones de su melodía.

Todos la conocemos, suena así:

“Arrorró mi niño”

“Arrorró mi niño,
arrorró mi sol,
arrorró pedazo,
de mi corazón…”

Así comienza otra de las canciones de cuna que muchos escuchamos de chicos.

Duermete niño, duérmete ya, que viene el coco y te comerá…”

¿Qué es una canción de cuna?

Canción de cuna es el nombre con que se conoce al repertorio popular de canciones que tradicionalmente cantan madres y abuelas a los bebés y niños para calmarlos y ayudarlos a conciliar el sueño.

Una forma de comunicación musical transmitida de grandes a chicos, en especial de la madre al hijo, así como por parte de padres, hermanas, abuelas, tíos y responsables del cuidado materno.

Es uno de los tipos de canciones más antiguas y que más sobreviven.

Free photo: mother, baby, nap, love, child, childhood, children ...

Por lo general, son canciones pequeñas, dulces y repetitivas, que despiertan afecto, ternura, tranquilidad y una cálida sensación de protección.

Más que una canción como cualquier otra, se trata de una auténtica expresión de amor, que ha seguido viva a lo largo de los siglos.

Un canto de unos pocos versos, acompañado a veces de abrazos y balanceos, tarareos o suaves chiflidos, destinados a hacer dormir al hijo cuando no quiere.

¿Cómo se dice canción de cuna en inglés?

Canción de cuna, también llamada arrullo, nana, arrorró o rorro, se dice en inglés lullaby.

Una transmisión de grandes a niños

‘Arroró’, una canción de cuna muy popular en Uruguay y otros países de América, es en realidad una variación de una antigua melodía que data del año 1250, apunta el musicólogo uruguayo Lauro Ayestarán en su libro ‘Las Músicas Infantiles en el Uruguay’.

Tal como muestra el ‘Arroró’, lo que antes sonaba en un ámbito años después puede aparecer en oídos de un niño.

Porque gran parte de las canciones infantiles y de cuna no se originan en el entorno del niño.

No son transmitidas entre niños ni cantadas de niños a mayores.

Como señala Ayestarán:

“Sus melodías descienden a veces, por cambio de función, del repertorio del adulto al repertorio infantil: lo que hace 700 años fue una melodía cortesana de un rey trovador, hoy está en poder de los niños”.

El sujeto de transmisión no es el niño y bebé. En las canciones de cuna, el pequeño es el objeto de ellas. A ellos están dirigidas.

Orígenes de las canciones de cuna

La canción de cuna nació como un canto maternal para hacer dormir a bebés y niños.

El poeta español Federico García Lorca, quien estudió las canciones de cuna de su tierra natal en la década de 1920, resaltó su poder poético y “accidentalmente” melancólico.

También se refirió al rol de la canción de cuna para ayudar a la madre a expresar sus preocupaciones, pesares o hasta desganos frente a la vida. En palabras de Lorca:

“No debemos olvidar que la canción de cuna está inventada (y sus textos lo expresan) por las pobres mujeres cuyos niños son para ellas una carga, una cruz pesada con la cual muchas veces no pueden. Cada hijo, en vez de ser una alegría, es una pesadumbre, y, naturalmente, no pueden dejar de cantarles, aun en medio de su amor, su desgano de la vida.

Hay ejemplos exactos de esta posición, de este resentimiento contra el niño que ha llegado cuando, aun queriendo la madre. no ha debido llegar de ninguna manera”.

(…) “No olvidemos que el objeto fundamental de la nana es dormir al niño que no tiene sueño. Son canciones para el día y la hora en que en niño tiene ganas de jugar. En Tamames se canta:

“Duérmete, mi niño,

que tengo que hacer,

lavarte la ropa,

ponerme a coser”.

Otros han hablado sobre sus orígenes mágicos y más oscuros, con ángeles de la guarda, animales, demonios y cocos / cucos en sus letras, variando según las culturas, a veces solo dulces palabras sin significado con atractivo fonético, también consejos a bebés, descargos maternales y hasta amenazas.

Mother, Baby Vintage Style Free Stock Photo - Public Domain Pictures

Del año 200 A.C data uno de los registros más viejos de canciones de cuna. Una reproducción por escrito de un antiguo babilonio de una canción cantada por una madre a su hijo, que habla de niños castigados por sus llantos.

Richard Dumbrill, especialista de música antigua del Museo Británico de Londres, donde se encuentra dicho registro escrito en su idioma original, dijo a la BBC:

“Intentan decirle al niño que ha hecho mucho ruido, que despertó al demonio y que si no se calla ahora, el demonio se lo comerá”.

Una canción de cuna popular en Kenia, cantada por el pueblo luo, recuerda al bebé que si llora será comido por una hiena.

Por su parte, el etnólogo y folclorista español Joan Amades i Gelats menciona canciones de cuna primitivas, que buscaban ahuyentar a los demonios y malos espíritus del entorno de bebés y niños.

Otras canciones de la cultura occidental ruegan a los ángeles y santos celestiales protección para los pequeños.

Un ritmo maternal

En una canción de cuna las palabras parecen pesar menos que la música y lo que ella en sí transmite. Es una expresión maternal en forma musical, donde la letra importa menos que el contexto en que se da: la madre, el hijo y la cuna.

Image from page 22 of "Little songs" (1889) | Identifier: li… | Flickr

Tal como describe a la perfección Anna M. Fernández Poncela en su artículo ‘Canción de Cuna: Arruyo o desvelo’, las canciones de cuna son “una emoción cantada”.

Por su parte, Sally Goddard Blythe, directora The Institute for Neuro-Physiological Psychology, señaló que varias canciones de cuna comparten el compás 6/8, un ritmo que produce un movimiento de balanceo relajante, similar al balanceo que experimenta el bebé en el útero cuando la madre se mueve.

¿Cuál fue la primera canción de cuna?

Casi imposible de saberse, ya que esta expresión musical presente en diversas culturas del mundo durante siglos puede ser vista como un primitivo reflejo maternal.

Al respecto, el arqueomusicólogo Richard Dumbrill dijo a la BBC:

“La canción de cuna más antigua es cuando la primera mujer le cantó a su primer hijo. Estoy bastante seguro de que las canciones de cuna pertenecen a la naturaleza instintiva de la maternidad”.

Yapa – Canciones rioplatenses dedicadas a chicos

‘Príncipe Azul’ – Eduardo Mateo

Canción para no dormir… ‘Si usted tiene…’ y ‘Sal de Ahí Chivita’ – Canciones para no dormir la siesta

‘Dormite tranquilo’ de Claudio Taddei

‘Duérmete niño’ de Pity / Intoxicados

‘Canción de Cuna’ – Los Piojos

‘Canciones de Cuna’, álbum argentino de Cacuca

La ONG Casa de la Cultura de la Calle lanzó un par de álbumes así titulados. Letras de niños y jóvenes, musicalizadas por Luis Alberto Spinetta, Ricardo Mollo, Hugo Fattoruso, Pedro Aznar, Damien Rice, Fernando Cabrera, Litto Nebbia, Fito Páez, Fabiana Cantilo, Miguel Mateos, entre otros.

Canciones de cuna en inglés – Spotify

Ver: ¿Cómo bajar música desde YouTube?

Fuentes para ampliar:

‘Canciones de cuna: la nana y el arroró en la tradición oral andaluza’ – María Francisca Martín

‘Las nanas infantiles’ – Federico García Lorca

BBB – ‘The universal language of lullabies’

‘Las Músicas Infantiles en el Uruguay’ – Lauro Ayestarán y Flor de María Rodríguez de Ayestarán

‘Canción de cuna: arrullo o desvelo’ – Anna M. Fernández Poncela

Micros radiales: audiciones de Lauro Ayestarán en el Sodre – CDM / Centro de Documentación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *