¿Cómo crear contenido original? – Ideas, consejos e ideales

Si buscas cómo crear contenido original, va esta guía con algunas recomendaciones e ideas enfocadas a quienes, simplemente, quieren saber cómo comenzar…

¿Por qué crear contenido original?

Porque no sólo colabora a posicionar, sino también a dar un valor y recompensa al usuario que está en búsqueda de eso o algo relacionado.

¿Qué es crear contenido original?

Como su nombre dice, el contenido original es creado desde cero, no copiado ni más o menos parecido a otro.

Si bien en general se basa en información y publicaciones ajenas, ya sea de páginas web, así como de otras fuentes, se trata de aquellos textos con su propia estructura, enfoque y forma de escribir.

Es el contenido único, que aún no se ha publicado.

Contenido original y de calidad. Rasgos que deberían estar ímplicitos siempre antes de publicar, pero que no está de más decirlo.

Se origina desde las manos, combinando las palabras, frases y párrafos con sentido, sin incurrir en plagio.

No consiste en copiar partes, mechar todo y publicar como propio, sino en presentar un tema en forma diferente, adaptado al propósito del contenido.

Crear contenido original, sin trampas al lector ni a Google

El contenido original respeta las fuentes, es decir quiénes dijeron qué. Su autor puede aportar una visión y hasta una conclusión, pero no se apropia del contenido original concebido por otro.

Puede en cada párrafo linkear con la fuente indicada, o bien debajo al final. Pero lo incluye, porque corresponde por respeto al autor original y para no engañar al usuario ni tratar de estafar, en vano, al buscador.

Contenido diferente porque, para empezar, parte de una selección e intención, que debería ser propia. Así se origina, decidiendo antes qué incluir, qué no, en qué orden, cómo y para qué. ¿Por qué se está escribiendo sobre eso?

El propósito define, en gran parte, cuál será su contenido, que por honestidad, conveniencia y coherencia, deberá ser original y no un calco de otro.

Pero diferente no es hacerse el original

“Hoy os contaré cómo tienen sexo los tiburones. ¿A qué no saben? No te preocupes, ahora te lo contaré con lujo de detalles. ¡Es una pasada! Pero para ello, me tienes que seguir leyendo. Son apenas 400 palabras y sabrás cómo montan estas bestias de mar. A qué no imaginas cómo lo hacen. Yo los vi y no podía creerlo…”

Del fragmento anterior sobran todas las palabras. Puro relleno.

A veces, con el abuso de la primera persona -cuando ni tiene lugar-, el tuteo al lector y una postura forzada de comediante, se escriben muchas palabras y poco contenido. Está lleno de esta clase de textos, que si se editaran quedarían pelados.

El anterior ejemplo lo dejaría así:

“¿Cómo tienen sexo los tiburones?”.

Escribir contenido original no supone escribir por escribir. Si algo puede decirse en menos, adelante.

¿Por qué los contenidos originales son importantes?

Entre tantos contenidos, ¿cómo hacer uno original?

La contrapartida del contenido duplicado

En primer lugar, el contenido original es la antítesis del contenido duplicado, definido por Google en los siguientes términos:

“Se denomina contenido duplicado a los bloques de contenido de un tamaño considerable que coinciden completamente o son muy parecidos a otros que se encuentren en ese mismo dominio o en cualquier otro”.

Con contenido original, no tendrás este problema.

Duplicar de modo intencional para acelerar el posicionamiento quizá servía, a medias, en otros tiempos. Hoy no.

Google penaliza esta clase de prácticas. Dicho diferente, si una página web contiene muchos contenidos duplicados, probablemente desaparecerá de los resultados de búsqueda. No indexará.

Existen varias herramientas para detectar plagio, como copyscape.com, que permiten encontrar similitudes entre contenidos web publicados.

Tampoco se sugiere simplemente re-escribir. Tras las actualizaciones de los bots de Google Penguin y Panda, el buscador refinó cómo identificar contenido original, penalizando el contenido de baja calidad.

A modo de ejemplo, en otra época era habitual ver páginas del estilo: “cerrajeros en Acapulco”, “cerrajeros en Cancún“, “cerrajeros en CDMX“, creando una página para cada localidad, pero escribiendo más o menos lo mismo en cada una.

Panda penaliza esta clase de contenidos casi duplicados, aunque procedan de una misma página.

Aún hoy algunas páginas de este tipo siguen en lugares privilegiados, pero eso es más porque no se ha publicado nada mejor. Una oportunidad para crear contenido original.

Para el SEO

La creación de contenido original resulta vital para poder posicionar en Google.

Para aparecer en Google, se necesita generar contenidos únicos. Mejor dicho, sin contenido original, ¿cómo posicionar? Difícilmente obtengas tráfico orgánico.

Acerca de una misma palabra clave pueden haber cientos, miles o más resultados. ¿Qué los diferencia? El contenido original. Si copias y pegas, estarás perdiendo el tiempo, cometiendo de paso una infracción bajo los ojos del buscador.

Actualización constante

Una página web debe actualizarse, por un lado, para retener y estimular el interés de los usuarios, así como para obtener una visibilidad en Internet y mantener el posicionamiento.

Sin actualización, la página web puede caer, volverse invisible. Crear contenido original es una de las diferentes acciones para actualizar una web.

¿Cómo crear contenido original?

En apariencia, está todo inventado. Escribir algo realmente original resulta muy difícil. Sin embargo, tampoco pasa por tratar de inventar la pólvora.

Más que un tema original, se trata de publicar algo que ahora no está entre los resultados del buscador. O en su defecto, mejorarlo.

5 ideas básicas y probadas

Algunas de estas ideas son complementarias, se cruzan entre sí y quizá funcionen como un punto de partida para empezar a crear contenido original.

Mejorar lo que ya hay

Es posible escribir sobre temas incluso gastados en cuanto a la cantidad de información ya publicada al respecto, pero hacerlo mejor que otros. Crear algo más completo, exacto y atractivo, en comparación a otros contenidos del mismo tema.

Por ejemplo, agregando más detalles, ampliando una sección del asunto o tratando otra cuestión.

Proponer otro ángulo

Otra alternativa consiste en aportar una mirada sobre el tema, o reunir diferentes puntos de vista. Incluso una opinión y conclusión personal.

Si va escribir acerca de las mejores yerbas para tomar mate, se podría hablar con catadores profesionales (existen). También con médicos para hablar sobre sus impactos en la salud.

Hacer una mini encuesta entre usuarios de redes sociales y sumar esos datos de preferencias. Más una visión propia, basada en el testeo de diferentes yerbas.

Noticias – Lanzamientos

En pleno siglo XXI siguen existiendo las agencias de noticias, que reparten la información a un montón de medios de comunicación. De ahí que sea común ver las mismas noticias escritas más o menos igual en diferentes sitios. ¿Para qué hacer lo mismo?

Una noticia puede ser el puntapié para crear contenido original.

Los caminos posibles son múltiples:

  • El lanzamiento de un producto como un disparador para compararlo con modelos anteriores.
  • Una nueva película de Batman como excusa para desplegar, además, la filmografía completa sobre el hombre murciélago.
  • Del lanzamiento de una obra musical al repaso de los trabajos anteriores del artista.
  • O presentar una novedad tecnológica, pero incluyendo el trazado de los antecedentes que la hacen posible.

Estudios científicos

Existen múltiples investigaciones, que pueden utilizarse para crear contenido original.

Por ejemplo, para exponer en términos simples y accesibles en torno a las bondades del agua de mar, los recientes hallazgos en relación a los efectos negativos del móvil en la salud, sobre el peligro de tal planta o medicamento, etc.

Reseñas

Escribir, desde la visión de uno, acerca de series, películas, libros, música, juguetes, ropa o lapices de labios. Tras una relación directa con la cosa, anotar ideas e impresiones a medida que lo ves, escuchas o usas.

Luego, comienza a escribir y darle forma a las opiniones.

Entrevistas – Contactos

Sobre casi cualquier tema, es preferible hablar con los que saben y escribir algo. Y antes de publicar, que pase por el visto bueno de esas voces especializadas.

Esto incluye entrevistas y conversaciones, contactos vía e-mail o por teléfono, para luego comprimir, adoptar al formato web y presentar.

Expertos de diferentes áreas pueden proporcionar respuestas exactas y exhaustivas acerca de una variedad de temas, consiguiendo así una fuente de información directa y autorizada.

Si bien la entrevista suele resultar una labor ardua que exige luego el procesamiento, transcripción y redacción posterior, se trata de un recurso muy oportuno, con el cual se puede generar no uno sino varios contenidos originales.

Tutoriales

Probar uno mismo, desde el conocimiento, ignorancia e improvisación, qué pasos seguirías para tal acción.

Comprueba, a la vez, las instrucciones de otros tutoriales.

Y manos a la obra, agregando comentarios, recomendaciones y otros aportes sobre qué hacer y también qué no.

Los tutoriales abundan. Desde cómo cargar el móvil sin el cargador, qué WordPress es mejor, cómo ganar dinero con AdSense o hasta cómo quitar la sangre del mantel.

De casi todo, existen tutoriales. Pero el formato de presentación puede ser único, más atractivo, simple, directo y completo.

Excursiones en papel

Los libros no muerden. No, no está todo en Internet. Es una impresión general e ingenua, pero no cierta.

Bibliotecas, libros del estante, comprar obras fascinantes de leer…

En base a diferentes textos y siempre citando a su autor, se pueden escribir contenidos muy interesantes, acaso apasionantes, respaldados en información rigurosa, contrastada, finamente trabajada.

O buscar entre viejos diarios de época para mostrar cómo la violencia data desde el hombre. Encontrar recortes de episodios olvidados protagonizados por celebridades, así como protagonistas olvidados y otras revelaciones. Crear desde el presente, pero con el ojo posado en el pasado.

Porque para escribir un contenido realmente original, en ocasiones no se reduce a googlear.

Por ejemplo, si vas a escribir sobre los orígenes de las canciones de cuna.

Hacer algo realmente serio y original al respecto, es decir que responda la consulta del usuario sin faltar a la verdad, requiere acudir a las fuentes, a los pioneros que han escrito sobre eso y también hablar con especialistas. En este caso, cancioneros infantiles, libros de América y Europa, contactar antropólogos, abuelas, músicos, musicólogos, recoger estudios, testimonios…

¿Quién hace esto? ¿Un viejo loco? ¿Tanto tiempo para algo que quizá no sea rentable? Quien lo haga podrá hacer justicia al asunto y destronar los acotados resultados que ahora hay.

Listas – Tops

Los listados de todo tipo son un ejemplo de contenido original más sencillo de hacer y muy efectivo.

En una lista de 10, 15 o 20 cosas, es totalmente viable armar un top cuyo contenido no esté en otra parte.

Por ejemplo, 10 recomendaciones de películas de terror asiático, 5 de artes marciales de Vietnam, 20 discos de jazz del 60′, 11 playas de Brasil, 13 futbolistas de América, videojuegos del 2008, 10 series de Netflix, …

¿Sólo 10, 15 o 20 películas, discos, playas, futbolistas, videojuegos y series existen entre lo mejor o peor? Entre tanta cantidad de obras y cosas, al seleccionar 5, 10 o 20 se descarta la mayoría.

Por este motivo, es posible crear contenido original basado en listas únicas, diferentes a otras.

Un camino eficaz y simple consiste en publicar listas basadas en contenidos previamente publicados en tu web.

Otros ejemplos para crear contenido original

  • Artículos de opinión
  • Crónicas
  • Contenidos basados en la experiencia
  • Testimonios
  • Información basada en expertos de foros
  • Contenidos evergreen

Consulta con ServiSaberlo para crear contenido original

Artículos de 300, 1000, 3000 o más palabras, optimizados para SEO y prontos para publicar en WordPress.

Si buscas ideas para crear contenido original o escribirlo desde 0, consulte con ServiSaberlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *